Publicitat
Política · 24 d'Octubre de 2018. 09:48h.

Amenaces de mort a Agustí Colomines

El dirigent de la Crida culpa Màrius Carol, Jordi Juan i Josep M Fonalleras d'"incitar l'odi"

Amenaces de mort a Agustí Colomines

El dirigent de la Crida Nacional per la República, Agustí Colomines, ha denunciat a través del seu compte de Twitter que ha rebut amenaces de mort al seu domicili particular i ha culpat Màrius Carol i Jordi Juan, director i vicedirector de La Vanguardia respectivament, entre d'altres.

L'exdirector de l'Escola d'Administració Pública de la Generalitat ha compartit una fotofrafia d'un manuscrit que a rebut: "¿Muertos? ¿Por qué no te mueres tú? Nos libraríamos de mierda indecente que apesta a la ciudadanía. Deberían internarte en un sanatorio".

Publicitat
Publicitat

44 Comentaris

Publicitat
#33 Resistencia , Flors i violes , 25/10/2018 - 21:03

Colomines dijo que una independencia sin muertos tarda más (desafortunada excusa del esperpento de esta indep) , quien escribe valorando esos muertos le anima a presentarse voluntario.
No veo ni en uno ni en otro ofensa o amenaza.
Lo que es ofensivo es que el director de Catdem a través de la que se fraguó la mafia del 4% convergente no esté en p

#28 Ventura, Barcelona, 24/10/2018 - 19:49

No me extrañaría que el mismo elemento se escriba sus propias amenazas, después de las bobadas que dice.

#28.1 guillem, BARCELONA, 25/10/2018 - 13:49

Más que una amenaza lo veo un deseo. Es distinto decir "te voy a matar" a "muérete". Lo del sanatorio lo comparto, el tío es inteligente pero está como una chota, sólo hay que verle y oírle hablar.

#27 Soloesmiopinion, Tabarnia, 24/10/2018 - 17:55

Aunque la nota es de mal gusto y condenable, obviamente no es una amenaza de muerte. Y que precisamente este tiparraco se atreva a acusar a alguien de fomentar el odio, ya es el colmo de la desfachatez.

#26 Alex, Barcelona , 24/10/2018 - 17:27

Ha sido él solito que se ha metido en este lío..

#25 Perico, Matadepera, 24/10/2018 - 16:59

Discrepo del titular: la nota reproducida no amenaza de muerte en ningún lado, como mucho de enviar a un sanatorio y casi ni eso (obsérvese la forma verbal).