Publicitat
Política · 2 de Novembre de 2019. 18:41h.

El Rei no ve a fer campanya

La JEC denega la petició de JxCat i d'ERC de suspendre un acte oficial

El Rei no ve a fer campanya

La JEC ha decidit denegar la petició d'ERC i Jxcat, que havien demanat que es limités el seu discurs durant la visita que el monarca té previst realitzar a Barcelona dilluns que ve. Les dues formacions consideren que es tracta d'un acte "electoralista" que "influirà" en l'orientació del vot. La JEC ha acordat "denegar les dues peticions" i argumenta que "aquest acte no té contingut electoral algun".

"No té fonament legal i constitucional la pretensió dels sol·licitants que es limiti el discurs que correspon realitzar al cap de l'Estat en l'acte institucional referit, per pressuposar que no va a guardar els deures de neutralitat política a la qual s'han de qui encarnen poders públics. El Cap de l'Estat no té cap adscripció política", remarquen.

Publicitat
Publicitat

5 Comentaris

Publicitat
#5 Fray Anselmo, Villapalos, 03/11/2019 - 12:27

Pobre muchacho, bastante tiene con haberse casado con una prostituta como para tener que aguantar los desaires de esta pandilla de pusilánimes. En cinco años de reinado se ha ganado más el sueldo que el tarambana de su padre en todo el suyo.

#4 Ramón, BCN, 03/11/2019 - 09:55

El Rey nos puede gustar más o menos, pero siempre se presenta como una persona neutral, cosa que nunca ocurriría con un presidente de una hipotética república..por ejemplo, serían más neutrales Aznar o Zapatero que el Rey? tengo grandes dudas al respecto, por otra parte, los reyes son excelentes relaciones públicas, para traer inversiones a Espa

#3 Carles Fortuny, Palau de la Degeneralitat, 02/11/2019 - 23:00

Todo mi apoyo al rey. Bienvenido a Cataluña.

#2 no soy nadie, barcelona, 02/11/2019 - 21:39

Que vaya a donde quiera

#1 recordad 6 y 7 septiembre, Barcelona, 02/11/2019 - 20:24

La ley de transitoriedad jurídica aprobada por los independentistas en septiembre de 2017 establecía cómo el presidente de la Generalitat, al que se le daba inmunidad jurídica, nombraba al Tribunal Supremo. Una auténtica dictadura.